Luciana Salazar está endiablada de nuevo contra su ex Martín Redrado, y aunque no lo nombra en sus "enigmáticos" (?) mensajes de Twitter, se ve que son para él. La mediática no se calma ahora que conduce su propio programa a diario -Chismoses, en Net tv- y vuelve a la carga contra el economista, porque parece que le llora miseria pero adquirió una mansión en Punta del Este.

Salazar escribió: "Basta basta de torturarme y castigarnos! Me quemaste la cabeza todo este tiempo que las cosas profesionalmente te van mal por mi culpa, que perdiste trabajos y por atrás me entero que pensás alquilar o alquilaste ya una mansión en Punta del este. Basta de este psicopateo".

No sabemos si la furia es porque ella no está invitada a la dichosa mansión pero sí que Luli aprendió una nueva palabra: "psicopateo", y está chocha de poder usarla.

Embed

Aparecen en esta nota: