Lourdes Sánchez este año está en un muy buen momento profesional, la bailarina disfruta cada noche ser la presidenta del bar y se enfrenta sin ningún temor a quien se le ponga adelante. Pero sin embargo más allá de este buen presente en su carrera no la está pasando nada bien en su vida personal.

Lourdes dio una entrevista a la revista Pronto y habló de un tema que la tiene muy angustiada: el estado de salud de su madre.

"Hace varios años le descubrieron un cáncer de mama pero como lo agarró a tiempo, se curó. Cuestión que al tiempo le diagnosticaron diabetes en un grado bastante elevado. De tanto pincharse le tuvieron que poner na bomba de insulina en el cuerpo. La diabetes es una enfermedad silenciosa que te va deteriorando físicamente y ella casi no ve, vive con anteojos, pero casi no ve. La operaron pero tuvo un problema en la retina y casi quedó ciega.".

Más allá de su enfermedad crónica, Lourdes contó que a su madre que vive en Corrientes le acaban de descubrir un cáncer de mama.

''Lo peor de todo es que este año le volvió el cáncer. Fue hace dos meses y fue un mazazo para toda la familia. Ella no sentía dolor ni nada: simplemente se hizo una mamografía por rutina y le descubrieron nuevamente la enfermedad".

La bailarina viajó a su provincia natal para festejar el día de la madre y confesó una situación muy angustiante que vivió junto a su madre:

"Para el día de la madre me mostró la herida y fue muy fuerte. Se largó a llorar, la abracé, tenía un corpiñito con relleno y sentí que se me partía el corazón".

Por último Lourdes reflexionó lo que significa su madre para ella y su familia.

"Mi mamá siempre fue un pilar muy fundamental en mi vida, siempre fuimos muy amigas, muy compinches e híper compañeras. La admiro un montón y me afecta muchísimo lo que está viviendo. Vivo en una continua contradicción entre el disfrute por el gran momento profesional que estoy viviendo y la preocupación y la angustia por la enfermedad de mi mamá, que nos tiene a todos en la familia muy movilizados".