El próximo 23 de noviembre harán cinco años de la muerte de Ricardo Fort y aún se sigue hablando de su herencia.

Fort se hizo famoso por ser el empresario que ostentaba con sus lujos, excentricidades y con sus viajes en donde gastaba cantidad de dinero en fiestas y compras, pero después de su temprana muerte comenzó el proceso para saber cuál era la verdadera herencia que el empresario había dejado a sus hijos.

En Confrontados (El Nueve, lunes a viernes 15hs) su abogado Cesar Caroszza habló de cuánto gastaba y cuánto dejó en realidad:

''Ricardo tenía alguna deuda con la empresa, pero sabíamos que el gastaba, no gastaba más de lo que tenía porque si no los hijos hoy no tendrían lo que tienen’’.

Al consultarle por una cifra, el abogado dijo que no se puede hablar de valores exactos porque hay menores en el medio:

''Dejó la parte que le correspondería de la empresa, dejó los autos, los únicos que pueden decidir sobre los bienes son Gustavo Martínez y sus hijos que hoy son menores’’.

El abogado dio un detalle de lo que Fort tenía al momento de su muerte: ''Ricardo tenía el Roll Royce que sale alrededor de 500 mil dólares, un Mercedes Benz C200, una Mercedes Benz chiquita, no sé si era 200 o 250 convertible blanca, y creo que tiene dos motos, que no recuerdo la marca’’.

Carozza aseguró que Ricardo usaba mucho las tarjetas de créditos y que las pagaban la empresa.

En el programa se dijo que Fort en sus viajes entraba a los negocios y estos eran cerrados para que compre con comodidad:''Compraba quince pantalones, y quince pantalones un talle menos por si adelgazaba, si compraba antojos compraba 20 pares''.

Aparecen en esta nota: