Desde el momento en que Victoria Xipolitakis denunció por primera vez a su marido Javier Naselli por violencia de género, todo el asunto estuvo salpicado por un bochorno general. En esa primera denuncia Vicky acusó a su pareja de haberla maltratado.

Este episodio ocurrió en diciembre del 2018 y en ese momento se filtró un audio al 911 de Xipolitakis que decía:

“Hola, es para hacerte una denuncia. Estoy con un bebé y tengo un demente, quiero que se lo lleven. Por violencia… por violencia verbal. Porque es un loco. Quiero que se lo lleven, por favor. Gracias”; dijo Vicky, precisando la dirección de su casa. Y contando además que se encontraba “en la pieza de atrás” con su hijo, para “que no le llegue algún malestar a él”.

Minutos después un patrullero llegó al lugar, y Naselli debió abandonar el edificio acompañado por dos policías. No obstante, Xipolitakis decidió no radicar la denuncia de manera formal, argumentando que acaba de ser madre.

La tensa calma reino en la pareja por algunos meses hasta que el 25 de julio pasado Vicky volvió a denunciar a Javier Naselli y en esta oportunidad el tema dejo de ser mediático para convertirse en algo judicial. Victoria se presentó en la Unidad de Violencia de Género ubicada sobre la calle Las Heras. La mediática se presentó acompañada por su abogado Fernando Burlando y junto a su hijo Salvador, fruto de su relación con el empresario, y declaró durante casi tres horas.

En esa declaración ella contó la violencia de Naselli hacia ella, su hijo y un amigo de ella y que luego de irse de su casa, Naselli había cambiado la cerradura para que no pudiera entrar. Finalmente Xipolitakis entró a su hogar y Javier dejó el hogar conyugal para no volver jamás.

Las acusaciones cruzadas se sucedieron a lo largo de varias semanas y por ahora no se avanzó mucho en la causa. Pero la novedad ahora es que la abogada de Naselli, la Dra. Guadalupe Guerrero trató de “frenar” la salida esta semana de la revista Caras, que tiene a Victoria en tapa con un título que dice “Mi hijo es el ángel que me salvó del infierno”. En el interior hay una nota a la actriz que cuenta sobre su vida con su marido y los padecimientos que según ella vivió en esa relación

El periodista Lucas Bertero contó en “El diario de Mariana”, sobre la intención de los abogados de Naselli en contra de la revista y el bozal legal para que no se muestre o hablen del menor. También en el mismo programa se produjo un curioso hecho, en un bloque Marina Calabró dijo que Fernando Burlando desconocía cualquier medida cautelar en contra de Vicky y de existir él la iba a apelar. Calabró también contó que la semana próxima van a pedir la declaración indagatoria de Naselli por la causa de violencia de género que le inició Vicky, pero cuando la periodista luego de un corte iba a contar el tema de la actualización de la cuota alimentaria llegó el bozal legal y no pudieron seguir narrando la información.

De esta manera, Naselli intenta que Victoria no recurra a los medios para ventilar temas personales, ni muestre al hijo que tienen en común, del lado de Burlando dicen que esa medida no tiene ningún efecto jurídico por el momento.

Los abogados de Naselli aseguran que la semana próxima habrá novedades sobre el caso y confirmaron que llamaron a Liliana Castagno, una de las responsables de la revista Caras junto a Hector Maugeri, para frenar la publicación que tenía en tapa a Vicky y a Salvador Uriel, no sólo por la nota periodística sino también por las fotos que consideran de absoluto mal gusto y violatorias de la intimidad del menor.

El escándalo de Vicky y su ex pareja sigue adelante y por ahora los medios no podrán hacerse eco de nada que tenga que ver con el divorcio, la cuota alimentaria, y cualquier detalle que tenga que ver con el proceso, según dicen los letrados de Naselli, mientras que los abogados de Vicky desconocen esa medida y seguirán ventilando las intimidades de la pareja en cuanto medio los consulte sobre las cuestiones concernientes a este escandaloso divorcio.

Inkedcarat doc xipolitakis caras_LI.jpg

Aparecen en esta nota: