Argentina | Lío Pecoraro | casa | Enfermedad

Lío Pecoraro reapareció en la TV tras haber estado internado en terapia intensiva

"Lo mío ya está decretado y ganado", comentó Lío Pecoraro en un mensaje grabado que hizo para El run run del Espectáculo

Lío Pecoraro se encuentra de regreso en su casa tras haber estado internado en terapia intensiva por su cuadro de leucemia. El periodista informó además que la enfermedad ya no existe en su cuerpo y se mostró muy agradecido por el apoyo recibido durante estas duras semanas.

En un mensaje grabado para El run run del espectáculo (Crónica), programa que conduce, y reveló que seguirá luchando contra la leucemia dede su casa."Espero que estén muy bien, tengo una muy feliz noticia para compartir con todos ustedes que me acompañan desde el primer día. Estoy en mi casa y muy feliz porque terminamos esta primera etapa del tratamiento que se llama inducción. La semana pasada se me hizo una punción de médula", comentó.

lío-pecoraro.png
Lío Pecoraro se mostró optimista sobre su leucemia

Lío Pecoraro se mostró optimista sobre su leucemia

Asimismo, agregó que: "La enfermedad mínima residual es negativa, no existe; mi médula está sana y empezó a generar glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas totalmente sanas”, dijo emocionado. A su vez, agradeció el apoyo de todos: “ Gracias a cada uno de los que oró por mí, pensó en mí y escribió en mis redes sociales. También gracias al Hospital de Clínicas que tiene un personal que entrega todo lo que tiene de su ser para salvar vidas. A mi familia, amigos y a mi gran compañero Fernando Piaggio que desde el día uno está acompañándome en este proceso ”, comentó el periodista.

El comunicador cerró su mensaje en la TV diciendo: "Me puse muy contento cuando salí de terapia y me enteré que fue tanta gente a donar sangre... Eso es muy valorable porque pueden salvar vidas", añadió. Y se despidió mostrándose súper positivo: "Lo mío ya está decretado, ganado y sanado. Y a partir de ahora, disfrutado”.

Y subrayó: "Cuando me dijeron que dio negativo, entendí que la guerra estaba ganada y gracias a eso me pude venir a casa. Ahora hay que sostener, fijar lo que todos hemos logrado: que la enfermedad en mi organismo no exista”, concluyó.