Nicolás Furtado inició las grabaciones de la tercera temporada de El Marginal, el actor de origen uruguayo, antes de volver a las grabaciones y ponerse en la piel de ''Diosito'', pasó en enero unos días de vacaciones en Punta del Este, pero a su regreso a Buenos Aires vía Buquebus el actor tuvo un inconveniente.

En la Aduana una de los perras antinarcóticos, de nombre Ema, olfateó su automóvil, un vehículo Audi A3 Sportback 1.4, cuyo valor de mercado ronda los 13.000 dólares, y en el interior del mismo marcó la mochila de Furtado.

La policía aduanera detectó en la mochila dos bolsas plásticas con una sustancia que aparentemente era marihuana: una pesaba 18,51 gramos y las otras 14,15 gramos, una cantidad suficiente para armar alrededor de 6 cigarrillos de marihuana para consumo personal.

Según contaron en el programa Confrontados (El Nueve, lunes a viernes 15hs), la policía aduanera no solo habrían detectado las dos bolsas mencionadas, sino que habría hecho la vista gorda de otras más, por estas sospechas un juez podría pedir grabaciones y citar a los agentes aduaneros que realizaron el procedimiento.

Al actor se le secuestró su documentación; y luego se constató su domicilio la calle Báez al 600 (Las Cañitas, Palermo), donde el personal de seguridad lo calificó de ''persona excelente'' .

Luego de eso se secuestró la sustancia, la pesaron, le tomaron muestras fotográficas, y la enviaron a la División Instituto Técnico de Examen de Mercaderías (I.T.E.M.) de la Dirección General de Aduanas.

En el Acta elaborada por los agentes de control aduaneros se deja en claro que el auto era de Furtado, que venía desde Montevideo, y se dio intervención al juzgado penal económico número 8, a cargo del juez Gustavo Meirovich.

Si bien en Uruguay la compra de marihuana es legal, vendedores y compradores deben anotarse en un registro oficial. No se sabe si Furtado si está registrado, pero sí se sabe que hay un importante mercado paralelo.

Embed

Aparecen en esta nota: