Laurita Fernández una vez más es tapa de la revista Gente, en la edición de esta semana la protagonista de Sugar habla de cómo transita este gran momento en su carrera y su romance con Nicolás Cabré.

La bailarina habló abiertamente de su relación con el actor y aseguró que Nico en los comienzos de la relación le dijo:

''No sé, si me gustaría que si te preguntan digas que estas sola, lo cierto es que ya se estaba hablando de nosotros. La noche de la confirmación volví a casa nerviosa, porque había hablado de algo personal, Nico me tranquilizó: ‘Menos mal que dijiste que no estás sola’’’

Laurita se animó a hablar de sexo: ''En la intimidad soy libre, no tengo pudores, ni mambos. Siempre lo viví con naturalidad, pero para la conquista soy clásica, me gusta que avance el hombre, me da miedo tirarme a la pileta. En eso soy re minita, pero cuando ya sé que está todo bien me gusta seducir. Lo hablo con Nico, no quiero que nos estanquemos y nos agarre la rutina tanto para la intimidad como para el diálogo. Porque lo nuestro es a largo plazo’’.

Sobre si Nico es celoso, Laurita responde: ''Me chocaría estar con alguien muy guardabosques’’.

La protagonista de Sugar, se toma a broma los rumores sobre un romance con el productor teatral, Gustavo Yankelevich, quien la eligió para reemplazar a Griselda Siciliani:

''Cuando empecé a salir con Nico, en realidad decían que salía con Yankelevich, a nadie se le ocurrió que Gustavo me podía elegir por lo artístico. ¿Por qué siempre la duda de que me acosté con alguien?. Es más bien un problema del otro que mío''.

''Cuando conocí a Gustavo Yankelevich me dijo: '¿Vos querés tener trabajo o querés tener una carrera?'''.

A partir de este protagónico a Laurita le llovieron críticas que dé se había agrandado, sobre este tema Laurita asegura que fueron muy duros con ella.

''Tuve que pagar derecho de piso. Aprendí que no iba a conformar a todos. No se me vuelan los pájaros porque me vaya bien en el trabajo’’.