La pareja contó cómo fueron sus primeros encuentros, y muy divertidos relataron los desencuentros de sus primeras citas, luego de que los presentara una amiga de Mica.

La primera vez que se vieron fue en la casa de Cubero "Fuimos a su casa para no salir a un lugar público. Llegó super tarde, eso me rompió... Había empanadas, él come media empanada, yo tuve que comer media porque sino quedaba como muera de hambre. Trajo un vino, pero tampoco tomó, fue de careta", señaló Mica, motrando todos los desaciertos de esa primera noche.

"Me llevó desde Nordelta hasta Palermo. Me dejó y no pasó nada", afirmó la joven.

"¿Por qué no pasó? ¿Porque vos no quisiste?", le consultó muy curiosa Susana.

"Yo no tenía drama, pero él no", respondió Mica entre risas.

"Era lentísimo, se había olvidado cómo encarar, un desastre. Le pedí el teléfono yo, le dije 'damelo para el programa, mañana te llama la producción'", contó Mica.

En la segunda cita, decidieron juntarse en la casa de la joven: "Hay una cochera a media cuadra, le dije 'metete ahí y vení encapuchado'. Yo lo esperaba a comer, cagada de hambre, él me responde 'no tengo hambre', pensé 'este pibe tiene problemas con la alimentación'. Ahí me calenté", contó muy divertida. "Ese día se metió en la cama y me dijo 'me quedo a dormir' y así arrancó todo".

Mirá la nota completa:

Embed