Alejandra Maglietti y Jonás Gutiérrez llevaban 5 años de noviazgo. Habían comenzado casi a la distancia, cuando el jugador vivía y jugaba en el exterior. Habían atravesado juntos una dura enfermedad de él. Habían decidido probar con la convivencia. Y habían decidido casarse. Pero esto último nunca sucedido. Y la frustrada boda fue, parece, la gota final que rebasó el vaso.

Las reiteradas salidas nocturnas con su grupo de amigos, la cancelación del casamiento y la vida casi de soltero que estaría teniendo Jonás Gutiérrez habrían detonado en la decisión de Alejandra Maglietti de ponerle punto final a la relación, por lo menos por ahora, y le habría pedido que se mude a otra casa hasta ver qué les sucede, luego de un tiempo de distancia, según informa el periodista Rodrigo Lussich en Teleshow.

La panelista de Bendita no descarta una reconciliación, pero pareciera que eso depende de la decisión plena de Jonás de "sentar cabeza" y cambiar el rumbo de su vida. Mientras tanto, ambos hablan de una crisis, y prefieren no admitir una separación definitiva.