Santiago Bal todas las noches se sube al escenario del teatro Atlas de Mar del Plata para realizar la función de Nuevamente Juntos, un amor de revista.

El espectáculo es el sueño cumplido de Santiago, ya que siempre quiso actuar junto a su ex Carmen Barbieri y su hijo Federico.

Desde hace algunas semanas hay preocupación en torno a la salud de Santiago, porque el actor sufrió una importante caída que le produjo un corte en el brazo, y también padeció un bronco espasmo que se complicó y derivó en una neumonía, que gracias a distintos tratamientos ya se encuentra casi recuperado.

Según contaron en Intrusos (América TV) por este motivo hay muchos cuidados que se tienen en cuenta a la hora de la función, como por ejemplo no encender los aires acondicionados.

El ex de Carmen, una vez comenzada la función ya no regresa a su camarín y permanece detrás del escenario para no desplazarse y tener que bajar y subir las escaleras.

También comentaron que se levanta muy temprano para desayunar y tomar su medicación, y luego duerme todo el día para reponerse y estar fuerte en la noche.

Por otro lado Bal entre función y función no cena, y solo lo hace una vez finalizada las dos funciones.

El actor tiene una salud frágil, ya que durante muchos años padeció cáncer y fue intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones.

A pesar de lo débil que está Santiago, noche a noche como un buen profesional le pone garra y hace las dos funciones al ritmo de los demás integrantes de la revista.