El exhabupto que protagonizó Rolando Hanglin ayer al aire en Confrontados (El Nueve, 15 hs) al maltratar a su conductora, Carla Conte, lo que derivó en cortarle el móvil; dejó atrás la historia de su separación, que tuvo dos versiones en dos días.

Ambas vendrían de parte del conductor, aunque la segunda fue la que él finalmente expuso en el móvil antes del escándalo. La primera decía que su mujer de toda la vida, Martita, lo había dejado y le había vaciado la casa, llevándose dinero. Esto luego cambió, y según Hanglin fue una "amigota" -algo así como una relación free sin rótulo- la que se le llevó todo. Según su propia declaración, cientos de miles de pesos y algunos dólares. El periodista nunca hizo la denuncia.

En el entorno de Hanglin dicen que en realidad esa famosa "amigota" no existe y que -efectivamente- la situación sucedió con su ex de toda la vida. Tras divorciarse el año pasado, habrían continuado en litigios por los bienes y ante la negativa del conductor de cederle lo que pretendía, su ex se habría encargado de "cobrarse su parte". Pero al aparecer las primeras versiones de este hecho, ella le habría puesto un ultimátum a Hanglin para que no la mencione públicamente, ante la posibilidad de iniciarle acciones por injurias.

Aparecen en esta nota: