Lo Ultimo | La Tota Santillán | Pandemia | hijo

¡Qué alegría! La Tota Santillán fue abuelo por sexta vez

El animador de la movida tropical, Tota Santillán contó que nació su sexta nieta y habló sobre los problemas económicos que le produjo la pandemia. 

La Tota Santillán fue abuelo por sexta vez y contó lo emocionante que fue recibir a Micaela Agustina en su familia, que es fruto de la relación de su hijo Leandro con su nuera, Tamara. El conductor de televisión se refirió a los problemas económicos que le trajo a su negocio la pandemia de coronavirus.

“Solo quiero decir que esto es felicidad para mí, mucha felicidad. Estoy muy feliz, contento. Nació a las dos y media de la mañana. Tres kilos seiscientos. Micaela Agustina. Felicito a los papis, a mi hijo Leandro, a mi nuera Tami. A toda la familia. Esto ha traído unión y va a traer paz por sobre todas las cosas”, comenzó diciendo la Tota Santillán en una entrevista radial.

La tota Santillan.jpg

Luego, el conductor hizo hincapié en cómo, “a pesar de la pandemia y los momentos difíciles”, la noticia le trajo una alegría inmensa. “El nacimiento es vida y es tan importante. Sólo le agradezco a Dios”, añadió el conductor, quien el viernes irá a conocer a la pequeña Micaela. “Solo la conozco por la foto que me mandó mi hijo”, agregó.

Para finalizar, La Tota Santillán se refirió a todos los trabajos que tuvo que hacer para atravesar el 2020 de la mejor manera posible durante la pandemia. “Para sobrevivir a la pandemia hice otros trabajos. Terminé de trabajar en Mar del Plata y comenzamos a hacer tapabocas, también nos dedicamos a vender guantes, insumos de sanidad, alimentos no perecederos. Los repartíamos en camioneta”, detalló.

“Estamos armando un autocine para la gente, y yo he tenido la carnicería todo este tiempo. He vendido buzos y remeras. Lo hice con un montón de amigos porque uno tiene que vivir”, amplió y contó cómo la gente se sorprendía al verlo en la calle. “Como yo soy el que te está vendiendo, me decían ‘¿sos La Tota’’ y no creían que el que vendía los barbijos era yo. Era encontrarse con la gente y ayudarnos”, cerró.