Florencia Torrente fue la primera en firmar para el Bailando de este año, pero también sorprendió a todos con aceptar la propuesta de su participación.

Se sabe que hace tiempo Tinelli la quiere en la pista, pero Flor siempre intentó mantener su perfil bajo y no exponerse demasiado. Más sorprendió que aceptara, sabiendo que el Bailando suele indagar la vida privada de sus participantes y Flor tiene mucho para hablar: su mala relación con Adrián Suar, ex pareja de su mamá y padre de su hermano, la pica con Grisela Siciliani, ex de Suar, quien además participa en el programa este año, su ex noviazgo con Nico Cabré, la relación de su ex amiga Calu Rivero con su ex novio Joaquín Vitola...

Nada de eso importó, y aún así Flor aceptó participar del Bailando. Y anoche debutó en el Disco, un baile con el que sorprendió al jurado y se llevó un buen puntaje. Pero apenas ingresó a la pista, fue ella misma quien se encargó de explicar el motivo por el que aceptó el Bailando.

"Es muy movilizante esto. Mi abuela, mamá de mi mamá era bailarina. Ella murió el año pasado, y desde ese momento sentí una conexión con el baile. Tengo ganas de hacerlo. Y de pronto surgió esto y dije '¿por qué no?'", sostuvo la actriz.

Embed