Marcelo Tinelli es un hombre amante de los deportes, futbolista, maratonista, basquetbolista, siempre que hay un deporte, Marcelo se prende y quiere jugar y ser el mejor.

En esa línea es que Marcelo Tinelli decidió incursionar en el mundo del golf y por eso todos los viernes va al Buenos Aires Golf a perfeccionar sus golpes en horas del mediodía.

Marcelo llega al club y se sumerge en el mundo de los hoyos y ni siquiera atiende el teléfono. Tinelli juega con un profesor, está aprendiendo, quienes lo vieron dicen que le falta pero que viernes tras viernes evoluciona muy rápidamente.

Su compañero es el empresario Constancio Vigil y el profesor es un señor de apellido Sola. La gente cercana al conductor dicen que esta apasionado con el deporte y algunos piensan que en poco tiempo será su práctica favorito, superando aún al fútbol.

Aparecen en esta nota: