Laurita Fernández lloró desconsolada y emocionada pero de alegría, por la presencia de su madre, Inés, que llegó a la pista del Bailando por un sueño. En la segunda gala de Showmatch la señora logró 17 puntos, el segundo puntaje más alto del Disco. Bailó con dificultades pero se valoró el esfuerzo a su edad.

"Tuve la posibilidad acá gracias a la formación que vos me diste; que estés acá tu sueño me hace acordar a la abuela. Me olvidé de la técnica, eras mi mamá", dijo Laurita llorando sin parar: "Sos la persona más inteligente que yo conozco, pero acá pusiste el cuerpo. Señora, si está en casa, con ensayo todo se puede lograr", enfatizó, un poco largo el discurso. Laurita es la más viva representación de Laura Fidalgo en el jurado. Muy largo todo.

Finalmente se levantó del estrado para ir a abrazar a su madre entre llantos. El minuto a minuto marcaba 16.7 de rating. La hija prometió ser estricta la próxima gala, pero ahora le puso un 10. Polino y De Brito habían sumado 7.

Aparte de ser la noche de "Las Fernández", antes pasó Micaela Viciconte por la pista, hablando de su amor por Poroto Cubero, a quien, de todos modos, aún no le dijo "te amo". Insufribles.

No hubo nunca un ‘te amo’. Lo recontra quiero, estoy enamorada, pero siento que no hace falta el ‘te amo’, porque lo demostrás con otras cosas, con un desayuno, una charla, una cena, un abrazo. Como sabe que yo no digo ‘te amo’, no apareció su ‘te amo’”. Marcelo Polino metió fichas diciendo que él fue testigo de los “te amo” de Poroto a Nicole Neumann.

Julián Serrano cerró la gala para que los Instagramers tengan su lugar. La bailarina (Sofía Morandi) le robaba bastante cámara y protagonismo, en medio de los modismos de los chicos (Ahre) y esas cosas tan interesantes.

El BAR tuvo mejor destaque, les cambiaron la escenografía y lookearon mejor a los integrantes, pero sigue pareciendo forzado y poco claro su participación. No cierra.

Embed
Embed
Embed

Embed