La noche de los Martín Fierro fue una celebración de terror para Sol Pérez. Aunque la joven conductora llegó con toda la felicidad para disfrutar la velada, le salió todo mal.

Fabián Medina Flores le corrió el vestido en la alfombra roja y se le corrió por demás el enorme tajo que llevaba su atuendo, dejando ver sus partes íntimas. Fue criticada por su vestido, porque según los que saben, tenía mucho: tajo, plumas, raso. Se quedó sin premio, ya que su programa perdió en la terna y el galardón se lo llevó Flor de la Ve. Y encima se tuvo que ir a escondidas del lugar porque a mitad de la fiesta se dio cuenta que se había sentado arriba de una remolacha y se había manchado la cola.

"Me sorprendió todo lo que pasó. Lo del vestido no creo que haya sido a propósito, me dio la sensación que Medina Flores lo hizo sin querer, igual no me preocupa mucho", comenzó afirmando Sol en Involucrados.

Pero después se refirió a la mancha de la remolacha: "Me levanté varias veces para saludar a quienes iban ganando las ternas. Había un plato que tenía remolachas, entre lo que se sirvió para comer. En un momento me levanto y la productora me avisa que tenía manchado en la cola, había dos remolachas en mi silla y yo me había sentado arriba. No entendía nada porque yo no había comido remolachas", aseguraba indignada la conductora.

"Parecía que me había manchado con menstruación. Esperé hasta la última terna de mi mesa para que no me enfoquen las cámaras y no me levanté más de la silla. Después me fui rápido para que nadie me viera ni e sacaran fotos. Quería irme, no quería que piensen que me había manchado, que me vean como sucia. El vestido lo tengo que devolver", señaló Pérez. A lo que Mariano Iúdica, notablemente indignado, agregó: "Hay que ser maldito para ponerle una remolacha en el asiento, habría que pedir las cámaras al hotel para saber quién lo hizo. Eso le arruina la noche a una mujer".

En el programa también se comunicaron con Medina Flores, quien aseguró que fue un error lo que pasó cuando le corrió el vestido y que no fue intencional: "Le propuse que viniera desde la cámara para que se viera la cola del vestido, a ella le pareció buena idea y cuando se dio vuelta, el era chico y el ruedo del vestido tenía plumas, con unas sandalias con taco fino, se las empecé a correr porque se lo enganchó. Cuando terminó la alfombra roja vi mi teléfono y que se había viralizado ese blopper. No es mi intención hacer esto, no solo con ella, con nadie, la idea es que todos se luzcan, se le nota que ella trabajó para su look y me gustó como estaba", señaló el diseñador.

Embed

Aparecen en esta nota: