Después de sus recitales en la Argentina, Luis Miguel debería haber salido del país ayer miércoles, pero las versiones indican que el cantante aún se encuentra aquí ya que el martes tuvo una noche de excesos y descontrol que hasta pusieron en riesgo su vida.

Según las versiones, todas las noches tenía cenas con entre 12 y 15 personas, y hacía cerrar el sector VIP donde paraba con su equipo más íntimo.

Según contó Luis Ventura en Involucrados, "Hay un informante que me empezó a dar datos que coincidían con información que yo tenía. El responsable de esos excesos es una persona mexicana, que es el dueño de las chicas y los excesos. Se le fue la mano y a la madrugada empezó a tener taquicardias, problemas respiratorios. Luis Miguel se iba a ir ayer, pero se va hoy del país, demoraron la salida por este tema".

"Hay una mujer que lo acompaña hace años Urbana quedó desencajada porque lo conoce y lo vio mal. El jacuzzi estaba desbordado, lo llevaron al baño para reanimarlo porque prácticamente estaba sin conocimiento", dijo.

"Esto empieza en el momento que desaparece su novia Moli, que ponía condicionamiento a los descontroles de Luis Miguel. Esa noche estuvo Karina Jelinek con una amiga en el hotel, esa noche hubo multisexo, en la habitación 601. Karina me dice que se fue a las 2.30 de la mañana sin haber visto a Luis Miguel. A mi me dicen que nunca la vieron salir, no se si participó de eso. Eso fue el sábado", señaló el periodista.

"Esto se repitió del martes para miércoles, le dieron los primeros auxilios hasta que llegara la urgencia", finalizó.

Embed

Aparecen en esta nota: