Santiago Bal está nuevamente internado hace varios días y su salud se vio quebrantada en las últimas horas, al punto que volvió a terapia intensiva.

Quizás por ese motivo Julieta, su única hija mujer, decidió acercarse a la clínica a verlo y a limar asperezas, luego de estar distanciados mucho tiempo.

"Entré a terapia con barbijo, cuando entré se asustó y se sorprendió, me preguntó quién era. Hacía mucho tiempo que no lo veía", contó hoy Julieta Bal en Confrontados (El Nueve, 15 horas)

"Me gustó verlo y me sorprendió su recibimiento para conmigo. Se alegró mucho y me lo hizo sentir. Hoy le dan el alta", señaló la actriz.

"Carmen, Fede y él se enojan mucho. Yo no me enojo, soy humana, voy y vengo, no pienso mucho. Vivo el día a día, y voy sintiendo. Carmen y Fede me tienen bloqueada. Con Mariano tengo diálogo", dijo Julieta en diálogo con Rodrigo Lussich y Carla Conte.

"Mariano siempre lo cuidó, desde siempre. Carmen da su vida por mi viejo. No tengo idea si Federico está. Yo no lo cuido. Voy y vengo. Con mi papá no hubo un día a día, quizás por eso es así, y a esta altura de mi vida ya está. No tengo que rendirle cuentas a nadie de lo que hago", señaló.