Después del mensaje que brindó Marina, la hija de La mole Moli, quien habló por primera vez fue la esposa del ex boxeador.

"Estoy escuchando un montón de barbaridades, el problema que tenemos es mío y de Fabio, hablan cosas que no tienen idea, no vamos a hablar, es un tema entre nosotros, no nos mortifiquen más, tengo hijos, ya está, no hablen más", señaló la negra en un audio en Nosotros a la mañana, donde claramente apunta contra las versiones periodísticas.

"El tema está en la justicia, no inventen cosas que no hay, yo estoy muy bien, algún día nos vamos a sentar y vamos a aclarar lo que pasa", finalizó.

Aparecen en esta nota: