Hoy es día de estrenos de películas, y el film que protagoniza Fede Bal, Crímenes Imposibles, ve la luz en todas las salas. Dirigida por Hernán Findling, y acompañado por Carla Quevedo, el hijo de Carmen Barbieri intenta incursionar en el género del terror de la pantalla grande.

La película es un thriller, con elementos de estructura politicial y terror psicológico. Pero la crítica especializada no le dejó buenas críticas, y señaló varios errores en el guión, la dirección y la actuación.

"Lo imposible es la película", dice Clarín; "Inquietante thriller con desniveles", asegura La Nación que la califica como "regular"

"El guion de Nora Leticia Sarti acumula tragedias familiares, personajes torturados, visiones, explosiones sangrientas, dimensiones paralelas, imágenes pesadillescas, asesinatos seriales que en principio no tienen la más mínima lógica, dilemas éticos, morales y religiosos, estigmas, culpas, bloqueos creativos, adicciones a las pastillas y varias vueltas de tuerca finales que intentan explicar de maneras no siempre convincentes los múltiples misterios y enigmas que se van planteando", asegura La Nación.

"La narración luce en varios pasajes algo caótica, sin fluidez, con evidentes desniveles actorales y con unos cuantos diálogos forzados que los actores parecen 'recitar'", sostiene la crítica.

Aparecen en esta nota: