Lo Ultimo | Karina Iavícoli | Ángel de Brito | Lucía Righi

Ángel de Brito y Karina Iavícoli impotentes por indiferencia ante el caso de Lucía Righi

Karina Iavícoli usó su cuenta de Twitter para expresar la bronca que le da el "machismo a tope" y Ángel de Brito la secundó

Karina Iavícoli usó su cuenta de Twitter para mostrar su indignación por la falta de solidaridad con Lucía Righi, quien denunció públicamente a su padre, Osky Righi -ex guitarrista de Bersuit Vergarabat-, de abusar de ella.

"Machismo a tope. Busqué y busqué y no encontré a ningún músico repudiando a Righi por las acusaciones de su hija", expresó, molesta, Iavícoli.

Karina Iavícoli.png

Ante el mensaje de Karina Iavícoli, Ángel de Brito se mostró de acuerdo con su opinión. La citó y redobló la apuesta. "Ni vas a encontrar. El mismo silencio que con el cantante. Patético", sentenció, indignado.

Angel de Brito.png

La acusación de Lucía Righi

"Mi nombre era Lucía Righi, mi papá Oscar Righi abusó sexualmente y psicológicamente de mí y de otras mujeres y personas desde que tengo memoria", así comienza el largo y durísimo descargo que hizo por Facebook.

"Desde que tengo memoria, le temo a la oscuridad. Decía que un hombre de sombras venía a tocarme y hablarme a la noche. No pude dormir en silencio hasta los 11 años. De chiquita me pasaban cosas raras, tenía pensamientos cínicos y me daba culpa después", siguió con el relato.

Lucía Righi.jpg

“Luli la mentirosa de repente, dijo que la abusaban sexualmente en la escuela. Y papi la llevó al psicólogo, y automáticamente papi le dijo a luli que su mamá era un demonio, que la maltrataba y que tenía que irme a vivir con él”, rememoró Lucila respecto del momento en que con 8 años logró decir lo que le ocurría, y añadió: “A papi se le ocurrió en ese preciso momento y de forma impulsiva crear una nueva familia, y trastornarme hasta odiar con 8 años a toda mi familia materna”.

“Papi me pedía que me bañe con él, estaba bien, ¿no? Era chica. Papi me pedía que me bañe con el... ya tengo 13, ¿no te parece un poco raro? Papi me tocaba mi cuerpo mientras dormía, ¿Esta bien? No, porque no puede ser cierto porque yo era horrible, no era como las demás, sólo era una buena compañera de charlas, de descargas”, apuntó.

“Este caso no es más importante que otros por ser Oscar de Bersuit. Yo hablo y publico para no callar, para que podamos hablar todos, no para fomentar odio, si no seguimos el mismo círculo”, completó.