Julieta Prandi | hijos | Claudio Contardi

La angustia de Julieta Prandi por el bienestar psicológico y emocional de sus hijos

Tras denunciar a su exesposo por dejar a sus hijos "abandonados" al frente de su casa, Julieta Prandi contó que los chicos la están pasando mal.

El viernes pasado mientras Julieta Prandi estaba al aire en La 100, sus hijos Mateo (10) y Rocco (5) estaban viviendo un desagradable momento. Y es que según contó la actriz, su exmarido, Claudio Contardi, llevó a los chicos a su casa a pesar de saber que ella estaba en horario laboral, y los mantuvo esperando en la puerta de la residencia por casi dos horas, hasta que llegó la señora contratada por Prandi para realizar las labores de limpieza, con quien dejó a los pequeños, aunque esta le dijo que no estaba autorizada para esta tarea.

En diálogo con Nosotros a la mañana, Julieta Prandi contó detalles de lo ocurrido y reveló que sus hijos la están pasando muy mal por la conflictiva situación a la que los expuso Claudio Contardi.

Julieta Prandi, Claudio Contardi y sus hijos
Julieta Prandi, Claudio Contardi y sus hijos

Julieta Prandi, Claudio Contardi y sus hijos

“Tenemos un régimen en el que lunes y martes mis hijos están conmigo, miércoles y jueves con su papá y los viernes, sábado y domingo son alternados. En ese alternado a él le tocaba este fin de semana y a las doce del viernes los trajo de prepo”, comenzó contando la exesposa de Claudio Contardi en Nosotros a la mañana.

“Como no había nadie en casa porque yo estaba trabajando, él estuvo desde las doce patrullando en el auto con mis hijos, cuando la vio aparecer a la chica que me ayuda les dijo ‘yo te los dejo’, y ella le decía que eran sus días y que ella no podía hacerse cargo. Los dejó ahí en la vereda como dos paquetes de basura y se mandó a mudar”, detalló la madre de Mateo y Rocco.

Para luego referirse a cómo afectó a sus hijos este acontecimiento: “Encima mis hijos, además de toda la violencia y la situación de abandono que tuvieron que atravesar, tuvieron que ir a la comisaría porque ella tuvo que hacer la denuncia sobre lo que había pasado, después tuve que hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer. Es todo un disparate que no termina más”.

“Mateo tiene 10 años y Rocco tiene 5 años. Mateo no entendía muy bien por qué hacía hacía una guardia a su propia madre porque estuvo una hora y media mirando la casa. Mucho menos entendió cómo el padre los dejó en la vereda. Pao, la señora que trabaja en casa, les decía ‘yo no los puedo recibir, no me corresponde’. Y él le respondía ‘acá te los dejo’, ‘yo me voy’, ‘yo no los aguanto más’”, agregó la exmujer de Claudio Contardi.