Argentina | Julieta Prandi | Claudio Contardi | hijos

Julieta Prandi dio detalles de la delicada causa que emprendió contra su exmarido

Durante su participación en el programa de Viviana Canosa, Julieta Prandi dijo cuál es la delicada causa que enfrenta Claudio Contardi.

Julieta Prandi estuvo como invitada en la última emisión del programa de Viviana Canosa en A24, Viviana con vos, y ahí, junto a su abogada, Ana Rosenfeld, la conductora aseguró que su exmarido y padre de sus hijos, Claudio Contardi, está involucrado en una causa legal grave.

“Hubo varios casos de abandono de parte del padre de mis hijos, no solo el que se enteraron, que es el más chiquito. En agosto denuncié algo muy grave que sucedió en mi casa de Escobar, donde vive el padre de mis hijos, donde pasan el tiempo cuando estaba con él, en general los deja con otras personas. En 2019 me enteré de que la persona que vivía con mi ex, a la que a mí me decían que era la niñera, dormía en la cama matrimonial con él y mis hijos”, detalló Julieta Prandi.

Julieta Prandi.jpg
Julieta Prandi y sus hijos

Julieta Prandi y sus hijos

Y luego se refirió a las malas palabras con las que Claudio Contardi obligaba a sus hijos a referirse a ella: “Además, los obligaba a llamarme ‘la putita’ y ‘la tilinga’ dentro de la casa, y cuando se comunicaban conmigo por teléfono estaban obligados a decirme lo que el padre quisiera que me dijera. Al año siguiente pasó lo de Escobar, que es tremendamente mucho más terrible. Hay una causa penal por corrupción de menores. No voy a entrar en detalles porque es la privacidad de mis hijos”.

Al relato de Julieta Prandi, Ana Rosenfeld sumó que la imputada en la causa por corrupción de menores es una mujer y que “hay una posibilidad de que sea citado a declarar también el padre de los hijos”. Entonces, la conductora reveló: “Mis hijos dieron testimonio en el Servicio de la Niñez de Olivos”.

Sobre la participación de Mateo, su hijo mayor, en el proceso legal, la exesposa de Claudio Contardi sostuvo: “Tuvo que crecer de golpe, vio todo, vivió y presenció todo. Y habló desde un lugar, con una valentía. Cuando me contó lo que contó le dije ‘¿también contaste eso?’, y me dijo que sí. Que contó todo lo que le fue diciendo a su papá y que no lo escuchó, que no lo creyó. Están en manos de un hombre que no solo los abandona, sino que cuando su propio hijo le cuenta lo que está pasando no lo escucha”.