Julieta Prandi abrió su corazón y decidió contar el infierno por el que pasó en su matrimonio y el motivo por el que pidió al juez que sus hijos no se queden a dormir en la casa de su padre.

Prandi intentó no llevar su divorcio a la justicia, y poder dialogar con su ex marido, Claudio Contardi, pero la semana pasada se sintió sobrepasada. Y ahí actuó, por sus hijos, y le pidió al juez una perimetral. Ayer había una audiencia entre las partes, pero Contardi no se presentó. Entonces Julieta decidió hablar con los medios.

En la que era su casa familiar, se quedó viviendo su ex marido, y pocos días después ingresó la nueva pareja del hombre con su hija de 12 años. Primero le decían a los hijos de Prandi que era la niñera, pero meses después se enteraron que era su nueva mujer.

Ahora, Julieta se enteró que hacen que su hijo mayor duerman junto a la niña, y el pequeño duerme entre los adultos. "Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir. Le juntan las camas. No es la hermana. Mateo tiene ocho, la nena tiene doce años. A mí me preocupa. No sé para qué la nena junta las camas ni por qué tendamería que compartir habitación. Y al más chiquito lo hacen dormir en la matrimonial, entre Claudio y Cynthia. Todo esto pasa desde marzo. Yo me fui el 15 de febrero de mi casa", señaló Julieta en diálogo con Teleshow.

Además, contó que Contardi la llama "la yegua" o "la putita" adelante de sus hijos y que los amenaza que adelante del juez digan que ella les pega. Prandi se animó a denunciarlo por sus hijos: "Yo tengo miedo de lo que me va a hacer mi papá”, señaló la modelo que le dijo Mateo.

Julieta asegura que un año antes se quería separar pero él la amenazaba, y hasta llegó a decirle que estaba enfermo. En febrero de este año ella decidió irse con sus hijos y alquilar un departamento, y él se quedó viviendo en la casa conyugal.

Esta mañana, Prandi habló en Nosotros a la mañana y señaló: "Fue doloroso y vergonzoso porque uno se abre y termina mostrando un costado mas ingenuo y mas estúpido, así me siento. Cuando se meten con tus hijos uno tiene mas fuerza y valentía que cuando se meten con uno. A mí me costó denunciar esto, pero viendo lo que están pasando los nenes siento que es lo que tengo que hacer para protegerlos".

Aparecen en esta nota: