Argentina | Julieta Antón | Antón | Justicia

Ataque a Julieta Antón se caratuló como tentativa de femicidio

Tras evaluar a Sebastián Villarreal la justicia determinó caratular la causa como tentativa de femicidio, lo que complica al agresor de Julieta Antón

En la tarde de ayer a las 16:30 hora Argentina, los canales de televisión mostraron como una persona armada con un cuchillo entró en una academia de baile y apuñaló a la bailarina Julieta Antón y a la dueña del establecimiento Sofía Bovino. El día de hoy tras las pesquisas al agresor Sebastián Villarreal la justicia caratuló la causa como tentativa de femicidio, lo que le acarraría una pena de entre 15 y 20 años.

Cuando ocurrió el hecho, se especulaba que la caratula quedaría tipificada como “lesiones graves”, pero el día de hoy la justicia finalmente lo caratuló como “tentativa de femicidio”, pues para la Justicia Sebastián Damián Villarreal fue directamente a asesinar a las dos mujeres.

El periodista Martín Candalaft estuvo en el ciclo conducido por Ángel de Brito, Los ángeles de la mañana, explicó el cambio de caratula y además agregó: “Atención con lo que va a pasar en las próximas horas, porque los abogados defensores de esta persona, de Villarreal, lo que van a intentar hacer es demostrar que él estaba “loquito”, que él no podía comprender sus actos, esto lo hacen siempre, de manual”.

Exclusivo: Revelador testimonio del hermano de Sebastián Villarreal, el hombre que apuñaló a Julieta

También se refirió a la posibilidad de que la defensa pueda probar que Sebastián Villarreal no estaba en su juicio cuando cometió el ataque: “¿Qué implica que él esté loquito?, que la Justicia en un futuro no lo pueda juzgar, es decir que no le pueda aplicar la pena de 4 a 12 años y sea inimputable”.

Por último, Martín Candalaft explicó los alegatos de la fiscalía “Por eso el fiscal se adelanta y lo que hace es juntar a un grupo de médicos, de psicólogos y psiquiatras, que lo van a analizar, que lo están analizando en este momento para determinar si efectivamente él estaba loquito o no, y si comprendía sus actos”, cerró.