Hace rato que Julián Weich no está en los medios porque está abocado a tareas con fines sociales y solidarios, tiene un agua mineral y otros productos de marca ‘’Conciencia’’, y dona parte de las ganancia.

Weich es embajador de Unicef desde 1994 y paralelamente fue conductor de grandes éxitos en El Trece, como Sorpresa ½ durante 6 años, Fort Boyart y Expedición Robinson.

Cuando comenzó Un sol para los chicos, programa que año tras año se emite por El Trece y es un gran evento, avalado por Unicef que recauda millones para donarlos a niños con necesidades, Weich era el conductor y lo fue durante varios años, pero de un año para el otro desapareció de la conducción del programa.

El misterio fue develado por el propio Julián cuando en Todas las tardes, el programa de Maju Lozano confirmó algo se rumoreaba:

‘’El Trece no quiso que sea más la cara de Un sol para los niños, se enojaron porque me fui a otro canal a donde me daban trabajo, porque ahí no me lo daban’’.

Aparecen en esta nota: