Anoche fue un domingo distinto para la familia de Legrand-Tinayre. Mirtha estuvo varios días con dolor abdominal y ayer por la mañana fue internada en el sanatorio Materi Dei para ser evaluada, finalmente a la noche se la decidió operar por una obstrucción abdominal. La intervención salió perfecta, y Mirtha se encuentra descansando.

Mientras todo esto pasaba, Juana Viale se preparaba para entregar un premio en la Riviera Maya, México, para los Premios Platino, los más importantes de la industria del cine iberoamericano.

Mientras desfilaba por la alfombra roja, y a la espera de la operación de Mirtha, Juana fue consultada por un periodista de La Nación sobre el estado de salud de su abuela: "Está todo bien, por eso estoy acá, sino tendría que haber vuelto", señaló. Y agregó: "Está todo organizado, ella está bien y yo estoy tranquila".

Embed

Aparecen en esta nota: