La actriz dio una nota al diario Perfil, en la cual habló de varios temas laborales y entre los tópicos más destacados contó que vuelve con su obra "La sangre de los árboles" y sobre Fedra, otro importante proyecto.

Al ser consultada porque elige circuitos teatrales más alternativos y menos comerciales, Juana respondió: "Elegir otros circuitos es una decisión. Me gusta, es la manera que encontré para sentirme en mis zapatos. A lo mejor mañana me ves haciendo algo más comercial, pero en este momento de mi vida necesito esto. Me da mucho el teatro de esta manera".

"Ir al Centro Cultural San Martín me hace sentir muy a gusto. Creo que es una forma de comunicación, de hacer una expresión artística con otro lenguaje. Sin criticar a ningún otro, es la manera con la que me siento más cómoda".

Al preguntarle sobre si veía mejor el estado del Centro Cultural San Martín luego de la reapertura el año pasado, Juana fue lapidaria: "No mejoró. Lo único que me gratifica es el valor humano que hay. Las veces que trabajé tuve la suerte de que la gente tuviera la mejor predisposición. Eso compensa el estado de las cosas. Laburé en lugares impolutos donde estaban mirando el reloj... Deseo que las cosas estén mejor, que funcione el ascensor para alguien con movilidad reducida. La cultura no llega por ósmosis. Si el lugar está mejor, la gente se acerca", finalizó Juana con mucho criterio.

Aparecen en esta nota: