Juan Martín del Potro | del Potro | Juan

Juan Martín del Potro perdió a su padre

El padre del tenista argentino Juan Martín del Potro falleció el día de hoy tras ser operado del corazón

El padre de Juan Martín del Potro, Daniel Horacio, falleció el día de hoy en Buenos Aires a los 63 años. El padre del tenista estaba internado en una clínica de la ciudad de Buenos Aires, luego de que en diciembre el veterinario debiera ser operado por una afección cardíaca.

Daniel Horacio del Potro era veterinario de profesión, y estuvo siempre cerca de Juan Martín del Potro en los inicios del tenista en Tandil, en la etapa de formación del deportista bajo la tutela de Marcelo Gómez en el club Independiente. Junto a su esposa Patricia y su hija Julieta, lo acompañaron y apoyaron en el desarrollo de su pasión, en los éxitos y también las derrotas, como la seguidilla de lesiones que lo apartaron de sus objetivos.

El padre de Juan Martín del Potro, tenía un rol fundamental en la carrera de su hijo, pues tenía injerencia en las negociaciones comerciales y contractuales de Juan Martín del Potro, además de administrar las inversiones y los campos de la familia en Tandil.

La muerte de su padre es un duro golpe para Juan Martín del Potro en medio de su lucha por volver al circuito luego de tres operaciones en la rodilla derecha por una lesión que no le permite competir desde junio de 2019.

La ilusión de Juan Martín Del Potro: jugar delante de sus padres

En una entrevista con el periodista Alejandro Fantino, Juan Martín del Potro comentó que tener a sus padres cerca fue una de las grandes motivaciones para superar sus lesiones y regresar al más alto nivel.

“Mi papá y mi mamá no me vieron nunca en vivo en un gran torneo. Me han visto jugar Copa Davis acá con mi hermana, ella sí viajó al US Open. Con este tema de la lesión de la rodilla y de la vuelta, esto de mis viejos es algo que a mí no me deja estar tranquilo, no me deja bajar los brazos. Me hace decir ‘yo tengo que volver a jugar’ y tengo que ir con mi mamá y mi papá y decirle a Federer: ‘Roger, saludá a mis viejos’”, expresó en aquella oportunidad.