La cita era a las 15.30 y ambos fueron puntuales. Florencia de la Ve llegó primero pero antes de las 15.35 Jorge Lanata hizo su ingreso.

Ambos se saludaron de manera cordial y lejos de lo que todos pensaban, no volaron ni platos ni hubo gritos.

Tanto Lanata como Florencia fueron acompañados por sus respectivos abogados y los dos letrados presentaron los pedidos de sus clientes.

Cuando terminaron con la mediación, ambos se despidieron con un beso y acordaron no revelar detalles hasta la segunda audiencia que será la próxima semana.

Los abogados van a redactar un acuerdo de confidencialidad. Lo más llamativo del encuentro fue que ambas partes se fueron satisfechas con los resultados y quedaron en que resolverán todo la semana próxima.

Embed

Embed

Aparecen en esta nota: