Siempre ida, en medio de la atención puesta en el debate y las manifestaciones en medio del tratamiento de la ley de legalización del aborto, Karina Jelinek estaba en la suya y aprovechó para subir a las redes en sus historias de Instagram provocadores videos casi desnuda.

Desde un vestidor, con una boina roja y en topases (tapándose los senos con un brazo) ella jugaba en el back de una campaña de ropa y zapatos; correteando, mientras le arreglaban el elástico de un portaligas, echada en una cama boca abajo; siempre como parte del back de fotos.

Mirá las historias que posteó en su red social:

Embed

Aparecen en esta nota: