Wanda Nara sabe manejarse bien frente a las cámaras. Seguramente, de esta manera se asegura estar en la agenda de los medios y ser tema de discusión de los periodistas.

En pocos días en Argentina siempre tuvo un tema que dio para hablar. Primero por sus famosas fotos "al natural", luego por su desmentida siendo tapa de una revista, hace pocos días por evitar a la prensa y hacer una catarsis en su cuenta de twitter contra los periodistas que la acosaron, y ahora por frenar ante las cámaras para hablar -casi nada- con la prensa que estaba esperándola en el lugar.

Anoche, salía junto a su hermana Zaira hacia un evento. Y ante las cámaras presentes, decidieron parar el auto y hablar con los medios.

Wanda se mostró sonriente e irónica, como si nada hubiera sucedido: "Los medios me tratan bárbaro. Yo siempre estuve tranquila. La gente es divina conmigo", dijo la rubia en pocos palabras, mientras hacían un juego cómplice con su hermana de agarrar los micrófonos presentes para poder darles respuestas a los periodistas.

Wanda no dijo nada. Pero nuevamente logró que todos hablen de ella.

Aparecen en esta nota: