El programa Divina comida (Telefe) del lunes tuvo nuevos invitados entre ellos: Silvina Luna, Mariano Peluffo, Fernando Carlos, Karina Jelinek y Gabriel Schultz.

La primera anfitriona fue Karina quien estuvo muy entusiasmada y ansiosa porque sus invitados disfrutaran y la pasaran bien en su casa de Nordelta.

Pero, al parecer ni Karina, ni sus invitados se sintieron del todo cómodos, ya que tuvo varios chispazos con Schultz y con Silvina Luna.

Silvina Luna comenzó preguntándole si se volvería a casar y Karina respondió que sí, porque ahora estaba soltera.

Luego de esa respuesta, Gabriel Schultz lanzó un chiste: ''Tené más cuidado’’.

A lo que Jelinek con cara de pocos amigos acotó: ''No hace falta que me lo digas, ya lo sé’’; y luego intentó explicar lo que aprendió en su casamiento con Fariña:

''Si me tengo que volver a casar, lo haría feliz y contenta, pero ya con otra madurez".

Pero, además en Intrusos (América TV) comentaron que la situación fue tensa durante la grabación de todos los programas de la semana, porque aparte del enfrentamiento entre los participantes hubo conflicto por la cantidad de horas que llevó grabar cada uno de los programas; de 19 a 3 de la mañana y para colmo esto pasó en los días más calurosos de la semana pasada.

En el programa que se verá hoy, Karina estaba un poco ''alegre'', y según comentaron la modelo se burló de la casa y la onda de Silvina, que los hizo entrar descalzos y les puso a cada uno el tercer ojo, porque ella profesa la religión Budista.

Cuando Karina se rió e hizo un comentario sobre la casa de Luna, esta se sintió ofendida, y se fue a llorar a su habitación, por la cual debieron parar la grabación.

En otro momento del programa la ex Gran Hermano invitó a unos músicos para que deleitarán a los invitados con música hindú, pero en lugar de agradar, causó nuevamente la risa de Karina.

Además la tensión también fue creciendo por que Jelinek llegó tarde a todas las grabaciones y con sequito de personas que la acompañaban.

luna schultz.jpg

Embed
Embed
Embed