Lo Ultimo | Hijas | actriz | China Suárez

¡Un desafío! Así maneja la China Suárez su vida cotidiana junto a sus hijas

La actriz Eugenia "China" Suárez compartió en sus redes sociales cómo es el día a día con sus dos hijas: Rufina y Magnolia

La actriz Eugenia "China" Suárez, se desahogó a través de su cuenta en Twitter y le contó a sus seguidores sobre su vida cotidiana junto a sus dos hijas –Rufina y Magnolia-. “Desayunamos, comimos, patinaron, jugaron a la casita y paseamos a los perros. Miro el reloj: ¡14:30 hs!”, contó la actriz.

El mensaje lo compartió con una especia de meme donde aparece un hombre que se tapa el rostro con manos de más. Eugenia expresó su frustración y la situación agotadora entre el cuidado de las nenas: calses virtuales, juegos, tareas y su avanzado embarazo. En la publicación, sus seguidores se compadecieron de ellas y compartieron también su experencia. "Estoy igual, no duermen siesta? estoy en esa creo", "Te entiendo no se pasa más la hora", decían algunos mensajes de los internautas.

euge.jpg
¡Un desafío! Así maneja la China Suárez su vida cotidiana junto a sus hijas

¡Un desafío! Así maneja la China Suárez su vida cotidiana junto a sus hijas

Asimismo, a través de sus historias de Instagram, La China Suárez dejó entre ver su vida diaria. En una postal se puede ver a Rufina, fruto de su relación con Nicolás Cabré, en patines por el jardín. La China desde hace un tiempo comparte abiertamente los mejores momentos junto a su familia.

En otra publicación, compartió el momento en el que Rufina juega y se muestra muy dulce pues se la ve a la más pequeña con un estetoscopio de juguete "revisando" a su mamá. "¿Todo bien, doctora?" se la puede escuchar decir a Eugenia, mientras que Rufina le dice: "Sí, mamá", regalando una más que emocionante escena.

Eugenia Suárez está a la espera de su tercer hijo, el segundo con el actor Benjamín Vicuña.

“Desayunamos, comimos, patinaron, jugaron a la casita y paseamos a los perros. Miro el reloj: ¡14:30 hs!” “Desayunamos, comimos, patinaron, jugaron a la casita y paseamos a los perros. Miro el reloj: ¡14:30 hs!”