Lo Ultimo | Guillermo Andino | periodista | Carolina Prat

Guillermo Andino acudió a la justicia para acabar con su cuenta fake

Según detalló Carolina Prat, su esposo, Guillermo Andino, no utiliza ninguna red social, por lo que todas las cuentas con su nombre son falsas

El periodista Guillermo Andino ha denunciado en múltiples ocasiones una cuenta falsa de Twitter que desde julio de 2016 comparte contenido con su nombre. Desde la cuenta “fake” suelen escribir bromas y comentarios ofensivos sobre el conductor y su entorno.

Lo que para muchos podría resultar gracioso, para el conductor de Informados de Todos, por América, es una verdadera molestia, al punto que decidió poner la situación en manos de la Justicia. Harto de esta situación, el periodista quiere rastrear a la persona que se oculta detrás de esta cuenta falsa que lo deja en ridículo todos los días, escribiendo chistes de dudoso gusto.

Guillermo Andino.jpg

De acuerdo con lo reseñado por Infobae, Guillermo Andino habilitó busca a través de sus abogados que se efectúe una investigación oficial, tras presentar una denuncia en la Superintendencia de Delitos Tecnológicos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

Si bien tanto el conductor de América como su esposa, Carolina Prat, se niegan a hablar públicamente sobre este asunto, por consejo de sus abogados, en la intimidad reconocen que sufren mucho por las consecuencias de los mensajes de esta cuenta falsa, que muchos usuarios de Twitter creen válida.

Guillermo y Carolina Prat están cansados del acoso y el hostigamiento permanente. Y en las últimas semanas las bromas, que al principio tenían como blanco solo al periodista, alcanzaron también a la conductora. Fue entonces cuando las tres hijas del matrimonio pidieron que se hicieran algo al respecto. El malestar ya es familiar.

Guillermo Andino.jpg

Días atrás, Prat se manifestó en su cuenta de Instagram, para advertir a sus seguidores sobre la existencia de la cuenta falsa. “Enferma o enfermo de la cabeza -escribió-, ¿quién se esconde detrás de este usuario, usurpando el nombre y apellido de mi marido? La Justicia se está encargando de este delito”. Pero el intento no alcanzó. Y los tuits apócrifos continuaron.