Lo Ultimo | guido süller | SIlvia süller | mansión

Últimos detalles en la mansión de Guido Süller

El ex azafato contó más detalles acerca de su espectacular casa que él mismo diseñó. El orgullo de Guido Süller

Guido Süller está feliz con los avances en su mansión del norte del conurbano bonaerense. Hace poco, en telebajocero anunciamos este sueño hecho realidad. Guido está feliz porque sus ideas y diseños finalmente se vieron plasmados en algo concreto. Y eso lo hace sentir pleno. En una reciente entrevista al diario La Nación, Guido Süller contó más detalles acerca de esta espectacular mansión que pudo construirse, revelando los lugares de la misma que más le gustan y repasando algunas cuestiones de su vida personal. ¡Todo un divo!

Hace muchos años, Guido Süller llegó a recibirse de arquitecto y según sus propias palabras trabajó "muchisimo" como arquitecto. "Pero mi profesión siempre fue volar: soy comisario de a bordo y trabajé 26 años en Aerolíneas Argentinas. Eso hizo que no pueda ejercer con continuidad la profesión de arquitecto, pero siempre estoy construyendo", comentó el hermano de Silvia Süller.

image.png

Además, el excéntrico azafato contó detalles inéditos de la casa que se construyó: "La idea inicial era que fuera un cubo flotando en un espejo de agua, y originariamente la piscina iba a circundar la casa pero el proyecto resultó sumamente ambicioso, y en épocas de pandemia sólo logré que la piscina se meta en la casa", contó el hermano de Silvia Süller.

Por otra parte, Guido Süller definió este gran logro de forma contundente: "Es la casa de mis sueños, porque la diseñé a mi gusto. Es muy imponente", una alegría que rebalsa su corazón y que seguramente sea un espacio para recibir amistades, y por qué no, comenzar una etapa de amor con su próxima pareja.

image.png

Por el momento, el hermano de Silvia Süller está separado de su ex Tomasito, con quien se casó hace dos años. Su 2019 fue muy tormentoso a causa de la muerte de su mamá y fuertes peleas con su hermana, el 2020 lo encontró descansando en un camping de Zárate y hoy, en una espectacular mansión. ¡Bien, Guido!