Argentina | Guido Kaczka | Bienvenidos a bordo | conductor

"No lo puedo creer" Guido Kaczka no pudo contener las lágrimas en Bienvenidos a bordo

Guido Kaczka se llevó una sorpresa de su asistente que lo llevó a las lágrimas en vivo en Bienvenidos a bordo

No todo es risa en el programa "Bienvenidos a bordo" el cual conduce Guido Kaczka. Pues en la última emisión el conductor no contuvo las lágrimas al recibir un sorpresa de su asistente Bautista. Mientras Guido mantiene fiel sus ocurrencias en vivo, esta vez le tocó a él ser el conmovido ante la revelación que le hizo el joven que no solo lo sorprendió a él sino a los televidentes.

"No lo puedo creer. Es buena carretilla esa. Pensé que tenías cara de malo. Pero no. Tiene cara de Mendicrim, más bueno…”,", sostuvo Guido cuando le pidió a Bautista que se bajara el barbijo para ver bien su rostro. La figura de El Trece le hizo una inesperada solicitud que terminó por dejarlo atónito. "¿Sabés qué? Cantá Ed Sheeran", le dijo. Y el joven cantó la canción causando tal emoción en el conductor.

A Guido Kaczka se le llenaron los ojos de lágrimas al escucharlo cantar a Bautista en inglés

Cabe destacar que no es la primera vez que Bautista interpreta una canción en "Bienvenidos a bordo", pues en otra ocasión también dejó sin palabras a Guido al interpretar un tema de The Beatles. Luego del segmento de baile, el conductor le pidió a su asistente que cantara un tema y este lo complació. “¿Let It be?”, preguntó Bautista. “Dale”, dijo Guido y el muchacho cerró el desafío con una impecable interpretación.

En otro programa, Guido sorprendió por su parte a Hernán Drago cuando le contó un secreto que nunca había revelado: cómo conoció y enamoró a su mujer. "Yo la conocí en un after office, donde van todos después de trabajar en la empresa. Estábamos con amigos y al momento de irnos dijimos ‘nosotros las alcanzamos’. Yo manejaba y organicé un poco cómo íbamos a ir sentados. A ella le dije ‘vos te sentás acá’. Atrás estaban dos amigos míos y una amiga de ella", comenzó contando.

Y siguió: "Cuando llegamos al departamento de ella, le pedí el teléfono. Ella me lo dio, lo anoté en el celular y pensé ‘mirá si no es el número...’. Nos quedamos charlando y apreté el verde de llamar, el send. Eran las 2:30 de la mañana. Se puso a buscar en la cartera, atiende y yo me pongo de costado y le digo ‘me encantó conocerte...’", cerró el conductor con cara de seductor.