Argentina | Guido Kaczka | bienvenidos a bordo | Eva

Eva Bargiela ex azafata de Bienvenidos a bordo, sorprendió a Guido Kaczka

Guido Kaczka recibió la visita en Bienvenidos a bordo de una de sus ex azafatas. Eva Bargiela fue a participar en uno de los juegos del ciclo

Eva Bargiela, ex azafata de Bienvenidos a bordo, sorprendió este martes a Guido Kaczka y es que la modelo participó en uno de los juegos del ciclo. El conductor la recibió con el mejor ánimo y le dio la bienvenida además a su hermana, Maby.

“Está Eva Bargiela y Maby, la hermana de Eva Bargiela. ¿Y vos a qué te dedicas?”, la presentó Guido. “Yo estudio ingeniería ambiental”, contestó la hermana. “Pero las dos son estudiosas”, destacó Guido. “Sí, ella eligió más difícil”, la elogió Eva. “Sí, más difícil, puede ser, pero depende lo que te guste también. ¿Y cómo se llevan ustedes, bien?”, indagó Guido. “Súper”, destacaron al mismo tiempo.

Entonces Guido quiso saber: “¿Y cómo son las edades?”, preguntó Guido. “28 y 23. Falta una hermana más, que no vino, una más chiquita, somos tres”, respondió Bargiela. Fue luego que comenzó el juego en el que las hermanas participaron con sus mascotas: “Preparadas, listas, llamen a Alí. Mirá las hermanas, siete segundos. Eva Bargiela es la que pasa”, anunció el conductor.

La hermana de Eva Bargiela jugó en Bienvenidos a bordo y recordó un pelea que tuvo con su hermana

“Sí, porque fue mi idea”, explicó Eva. “¿Pero ustedes habían venido a participar?”, preguntó Guido. “Sí, hace muchos años, cuando yo trabajaba acá, cuando era azafata”, recordó Bargiela. “¿Y vos participaste Maby?”, le preguntó Guido a la hermana. “Sí”, asintió la hermana de Eva. “¿En dónde?”, indagó Guido. “Acá, con Landa, mi perra, gané una tele”, respondió Maby. “¿Y la tele dónde la tenes?”, preguntó el conductor. “En mi cuarto”, explicó ella.

Eva recordó riéndose: “Motivo de pelea fue el Smart tv, porque jugamos todos y se lo quedó ella”, dijo. “Porque era mi perra, entonces me lo quedé yo”, dijo Maby, antes de que Eva cumpliera con el recorrido de Alí, su perro, exactamente en el doble de tiempo que su mascota, dándole el premio a su socia. “¿Qué pasó?”, preguntó expectante al llegar a la meta. “Que a ustedes evidentemente este juego les sienta bien, ¡¡¡ganaron!!!”, dijo Guido para felicitarlas.