Lo Ultimo | Guido Kaczka | abuelos | taxista

Guido Kaczka emocionado: un participante le habló sobre sus abuelos

En el programa Bienvenidos a bordo de Guido Kaczka, un taxista participante sorprendió al conductor al contarle que conocía a sus abuelos

Guido Kaczka, conductor del programa "Bienvenidos a bordo" fue sorprendido por uno de los taxistas participantes cuando le contó que conocía a sus abuelos. “¿La conocés a Felisa...? ¿Quién es felisa...? ¿Y Marcos...?”. “Mis abuelos”, fue la reacción de Guido.

Mientras Slvador estaba jugando a sacar el lingote comentó: “Mi papá y mi tío trabajaron en la fábrica de muebles de tu abuelo. yo iba siempre y me quería como a un nieto. Era divino tu abuelo”, contó el participante generando un clima de mucha emotividad. “Yo no los conocí a mis abuelos. Era muy bebé cuando fallecieron", respondió Guido. Mostrando su lado más sensible, la figura de El Trece quiso saber: “¿Y cómo era mi abuelo?”.

Guido Kaczka se conmovió cuando un taxista le contó que conoció a sus abuelos

La respuesta del taxista no se hizo esperar: “Tu abuelo era más cachetudo y tenía los ojos más achinado... Divino”, le contó Salvador. “¿Y Felisa?”, volvió a preguntar Guido. “De ella no me acuerdo tanto... Pero de tu abuelo me acuerdo porque siempre estaba con él en la fábrica. No era alto. En las fiestas, tu abuelo quería que todos los que trabajaban con él estén ahí, porque él quería conocer a todos. Era buenísimo, un pan de Dios. De verdad", concluyó el taxista.

Luego de estas anécdotas el conductor pidió a la producción que fuesen a un corte para charlar con el hombre. “No teníamos que hacerlo pero quiero charlar con él", dijo.

En Bienvenidos a bordo los taxistas han sido protagonistas en varias noches y es que también hace pocos días, Guido tuvo un generoso gesto con uno de los conductores que fue a participar a su programa.

“Estoy casado hace 40 años. Hoy mismo cumplimos aniversario. Tenemos dos hijos”, había revelado el hombre, que contó que muchas veces pasajeros se bajaron sin pagar de su auto. Tras el intento fallido de ganar, Guido dejó los protocolos de lado y le regaló uno de los carritos cargados de compra de supermercado. El gesto conmovió a los compañeros de piso y a los que siguen el programa por redes.