Anoche, Hernán Piquín regresaba a su hogar, cuando detectó que una banda de delincuentes intentaba ingresar a una casa del barrio donde vive para robarle a algún vecino.

Esto sucedió en el barrio Hábitat, de Pilar, cuando el bailarín ingresó con su auto, y detectó que varios delincuentes caminaban por los arbustos con el personal de seguridad del lugar.

Piquín comenzó a gritar para alertar a los vecinos, lo que provocó que los delincuentes comiencen con una balacera sin fin.

Según la primeras indicaciones, habrían sido 5 ladrones encapuchados que entraron al country camuflados como personal de seguridad del lugar.

La policía encontró al menos 11 balazos incrustados en la casa de Hernán Piquín.

Uno de los vecinos habló con A24 y sostuvo: "Los delincuentes ingresaron a las 3 de la mañana, atraparon al personal de seguridad, cortaron todas las cámaras de seguridad y les preguntaron en qué casa había más plata. En ese momento, ingresa Hernán Piquín al lugar. Uno de los delincuentes se vistió de seguridad y le abrió la puerta a Piquín, quien sospechó porque no reconoció al guardia. Comenzó a gritar para alertar a los vecinos y chocó con su auto en el intento de alerta. Los delincuentes ante la situación lograron escapar".

"Estoy vivo de suerte, no me estaban esperando, me salvé de milagro, creo que tengo una fractura por el choque porque estoy dolorido", señaló el propio Hernán Piquín.

Aparecen en esta nota: