Lo Ultimo | Glee | Naya Rivera | Actriz

Glee:Tras la desaparición de Naya Rivera se habla de la maldición de la serie

Al caso de Naya Rivera que dio vida a "Santana López",se suman otras tragedias protagonizadas por ex Glee como Cory Monteith, Mark Salling o Lea Michele

Los hechos hablan por si solos, todo parece indicar que la serie Glee está maldita, pues han sido varios los casos de suicidio, drogas, abuso, racismo, posesión de pornografía infantil y hasta violación, que han truncado la vida de algunos de sus protagonistas. El último de los sucesos, la desaparición de la actriz Naya Rivera.

La intérprete estadounidense de origen puertorriqueño que daba vida a Santana López en esta serie musical, lleva desaparecida desde la tarde del miércoles tras caer al agua en un lago cercano a Los Ángeles, según anunciaron las autoridades estadounidenses.

La policía de Ventura, un condado al norte de California, busca a la actriz después de recibir una llamada de emergencia horas después de que alquilara una embarcación de recreo junto a su hijo en el Lago Piru. Desde que fue encontrado el bote con el pequeño dormido a bordo, entre las 16:0 y 17:00 horas, las autoridades, y también los medios de comunicación en Estados Unidos, han tratado de reconstruir los pasos de la actriz.

Glee Promo

Glee nació en 2009 y lo que, en principio, parecía ser una serie normal sobre preocupaciones de los jóvenes en el instituto, pronto se convertiría en un fenómeno mundial. Los jóvenes actores, desconocidos inicialmente, tuvieron que acostumbrarse rápido a la fama, a ser una cara visible, a que les pararan por la calle, a diferentes giras y conciertos, en muy poco tiempo.

Estas premisas, mezcladas con algunos problemas personales, hicieron que algunos de sus protagonistas no soportaran el éxito y terminaran sus vidas con un final trágico.

El primero de ellos fue el protagonista de la serie, Cory Monteith, Finn Hudson en la serie, cuyo cuerpo se encontró en 2013 en un hotel de Vancouver. Cinco años después llegaría otra tragedia. Mark Salling, quien daba vida al personaje de Noah “Puck”, más conocido por Puckerman, se quitó la vida tras ser el centro de un escabroso asunto en el que le declaraban culpable de pornografía infantil y de violación a su ex pareja.

Tras el asesinato de George Floyd, llegó la penúltima de las maldiciones al reparto de Glee. La actriz Lea Michele, quien fue Rachel Berry, fue acusada de racismo y microagresiones durante el rodaje por su compañera de reparto Samantha Ware, que interpretó a Jane Hayward.