Lo Ultimo | Giselle Rímolo | Silvio Soldán | Cárcel de Ezeiza

Giselle Rímolo a Silvio Soldán: "Te deseo"

La falsa médica envió varias cartas al ingresar a prisión. Estaban dirigidas a quien era su pareja de aquel entonces. ¿Cuál es la situación de Giselle Rímolo?

La falsa doctora Giselle Rímolo vivió una época de auge a fines de los 80 y la década de los '90, recetando remedios para adelgazar y haciendo recomendaciones médicas con una matrícula trucha. Hacia fines del 2001 cayó una grave denuncia sobre la médica trucha (tanto mediática como judicial) y su destino fue nada más ni nad menos que la cárcel federal de Ezeiza, donde se alojan las internas que han cometido los más graves crímenes. En este caso, se la acusaba por la muerte de una paciente que habría seguido sus falsas recomendaciones. Y todo el amor que demostraban Silvio Soldán y ella en cámara de repente se evaporó. Giselle Rímolo ingresó a la cárcel de Ezeiza en noviembre de 2001 y comenzó una oscura etapa de su vida.

Según contaban allegados a Silvio Soldán, Giselle Rímolo había comenzado a engañarlo nada más ni nada menos que con su ex abogado, Juan Gaineddu. Sin embargo, él apoyó fuertemente a su mujer en todo este lapso hasta que la situación se volvió insostenible. Hasta económicamente hablando. Según la defensa de Soldán, el famoso conductor habría invertido cerca de un millón y medio de dólares para colaborar en la causa de su muje. Pero no fue suficiente.

image.png
Giselle Rímolo fue acusada de presunto homicidio, estafa y asociación ilícita. Ingresó a la Cárcel de Ezeiza en noviembre de 2001.

Giselle Rímolo fue acusada de presunto homicidio, estafa y asociación ilícita. Ingresó a la Cárcel de Ezeiza en noviembre de 2001.

Este año se cumplen 20 años de su arresto y comenzaría con las salidas transitorias desde Ezeiza. Sin embargo, Giselle Rímolo no tiene familiares a quienes visitar o un domicilio que declarar, ya que la casa donde ella vivía con Silvio Soldán hoy es habitada por la nueva pareja del mediático.

Las cartas de Rímolo desde la Cárcel de Ezeiza

Parte del expediente incluye un detalle de las cartas que Giselle Rímolo le escribía Silvio Soldán al ingresar a la cárcel de Ezeiza: "Cada vez que estoy mal y tengo ganas de morirme pienso en cuanto me amás, que te seguís jugando por mí porque sabés cuál es la verdad –nuestra verdad- y te seguís jugando por nuestro amor auténtico, que espero poder disfrutarlo pronto nuevamente, pero de otra manera, y es siendo todo lo felices que nos merecemos ser. Por favor, ayudémonos, apoyémonos, hasta salir de toda esta pesadilla urgente. Te amo, te quiero y te necesito para toda la vida".