La última vez que se supo de Gisela Berger, ella misma contó que no tenía aún obstetra, y que no había decidido dónde tener a su bebé, lejos del ex Gobernador, Daniel Scioli.

En primicia, TeleBajoCero.com puede adelantar que Gisela está yendo a los controles por su embarazo al Sanatorio Finochietto, en el cual ya concurrió varias veces, para saber cómo marcha su embarazo.

La noticia no tendría mayor valor si no fuera que en ese Sanatorio nació en el verano el segundo nieto de Scioli, con lo cual, según algunas fuentes consultadas, Scioli habría participado de esta decisión para que la madre de su hijo tenga el mejor cuidado posible.

Según otras fuentes, la pareja casi no tiene relación, pero a Berger parece no faltarle nada, y transita el cuarto mes de gestación, con angustia y malos momentos, según cuentan algunos amigos, pero fuerte para llevar adelante el embarazo.

Aparecen en esta nota: