Argentina | Gimena Accardi | Nico Vázquez | Jey

Gimena Accardi reveló si le perdonaría una infidelidad a Nico Vázquez

Gimena Accardi fue invitada a Los Mammones de Jey Mammon y se animó a contestarlo todo. Incluso, una pregunta sobre Nico Vázquez

Gimena Accardi estuvo como invitada en el programa Los Mammones que conduce Jey Mammon. El conductor aprovechó la oportunidad para preguntarle a la actriz si le perdonaría una infidelidad a Nico Vázquez, quien es su pareja desde hace años.

"Entre nosotros, sí... Pero hay que decir que no, porque si no él...", le dijo a Jey en el programa de América. Asimismo, Gimena muy picante contó que su líbido se elevó durante el confinamiento. Y confesó que: "La cuarentena estuvo muy bien... Si me das a elegir prefiero (tener sexo) de tarde, 6, 7, cuando la gente está volviendo de laburar en horario pico... Cuando Panamericana está rebalsada de autos”, cerró pícara.

Gimena Accardi, invitada de lujo en Los Mammones

El secreto de Gimena Accardi para conseguir trabajo

Gimena Accardi participó este lunes en el programa "Los Mammones" de Jey Mammon y se animó a contar uno de sus secretos. La actriz fue consultada por el conductor sobre cuál es su método para ser convocada a menudo en distintos trabajos y no dudó en ser sincera.

Antes de responder, la esposa de Nico Vázquez recordó que su debut actoral en la TV fue en Los buscas de siempre junto a Pablo Echarri y Nancy Dupláa. La actriz también participó en éxitos como: Alma Pirata, Casi Ángeles, Herederos de una venganza y Los Únicos. Entonces, Jey le preguntó: “¿Por qué te crees que te llaman tanto de las novelas? Te llaman todo el tiempo. Sos buena actriz. ¿Sos buena compañera?”, quiso saber.

Accardi se sinceró y manifestó que: “Soy muy barata. A decir verdad, gano muy poco”, dijo e hizo reir a los presentes. Inmediatamente Jey le retrucó: “¡Es muy barata! ¡Ese es el secreto! ¡Sigan llamándola!”, aconsejó a los gritos Jey. Accardi se sinceró y manifestó que: “Soy muy barata. A decir verdad, gano muy poco”, dijo e hizo reir a los presentes. Inmediatamente Jey le retrucó: “¡Es muy barata! ¡Ese es el secreto! ¡Sigan llamándola!”, aconsejó a los gritos Jey.