Argentina | Germán Martitegui | Martitegui | Masterchef

Germán Martitegui habló de su pasado

Germán Martitegui el jurado más temido del certamen estuvo con Flor Vigna en Masterchef a la carta

A solo días del final de Masterchef Celebrity Argentina, el jurado más temido de la competición Germán Martitegui estuvo en Masterchef a la carta, el programe que conduce Flor Vigna. En el ciclo, Martitegui reveló varios aspectos de sus vida personal.

Germán Martitegui habló con Flor Vigna de sus hijos Lautaro y Lorenzo, quienes se llevan seis meses de diferencia, y a quienes le dedica toda su atención. De esto y otros detalles de su vida, habló el jurado del reality Masterchef Celebrity Argentina.

Cuando Vigna le preguntó a Germán Martitegui, a que momento de su vida volvería, el chef más temido del reality, pero el jurado fue enfático: "No soy nostálgico. La verdad que no reniego de mi pasado, todo lo que hice me gusta, pero estoy en un momento muy hermoso. Me gustaría ir al futuro, si puedo. Estoy con mis hijos y todo el tiempo estoy pensando: qué harán, qué les gustará, a qué se van a dedicar. Yo soy muy de planear. Me los imagino en 20 años, que tengan 22 años. Me gustaría saber qué estudiaron, si fui buen padre o no, cómo llegaron ahí". expresó.

#MasterChefALaCarta con Flor Vigna, Donato de Santis y Germán Martitegui - MasterChef Argentina 2020

En cuanto a su carácter detallista, el chef Germán Martitegui dijo: "Era obsesivo. Es un antes y un después la paternidad. Era obsesivo con cosas de mi casa. Me gusta mucho el arte y hay cosas colgadas que tienen que estar perfectas. Ahora los cuadros tienen rayas hechas por ellos y todos los jarrones están rotos".

Finalmente el jurado de Masterchef Celebrity Argentina le confesó a Flor que el ciclo Masterchef Junior tuvo que ver con su decisión de ser padre. Además contó que al principio no quería hacer el programa por que los chicos y el "no se llevaban", por lo que pidió a la producción: "Quiero tener una psicopedagoga al lado mío todos los días, ocho horas por días diciéndome cómo tengo que tratar a los chicos porque no sé". Finalmente, los participantes lo conquistaron: "Al cuarto día estaba jugando a la mancha con todos. Ahí me di cuenta que los chicos son un viaje de ida". Aseguró Germán Martitegui