Argentina | Georgina Barbarossa | mamá | actriz

La dolorosa confesión de Georgina Barbarossa: "Tengo como una puñalada en el pecho"

Georgina Barbarossa estuvo como invitada en "Almorzando con Mirtha" y habló de lo duro que han sido estos días después de la muerte de su madre

Georgina Barbarossa iba a asistir como invitada a la mesa de Juan Viale a finales del mes de agosto, pero un acontecimiento cambió todos los planes que tenía, su madre, Susana Roig, falleció a los 91 años de edad.

"Es la primera vez que vengo a un programa. Me tomé flores de Bach antes, porque tengo como una puñalada acá en el pecho, porque se murió mi mamá, te cuento por si no sabías, y es difícil, tenía que venir acá a tu programa. Es raro, ¿sabés?, es raro", comenzó contando Barbarossa.

"Yo estaba ensayando y digo voy a agarrar el teléfono, siempre estaba pendiente del teléfono para ver si necesitaba algo. Es inenarrable, solamente la gente que perdió a su mamá puede entenderlo", continuó con su relato la actriz que dará un espectáculo por streaming el próximo 4 de octubre en el Teatro Picadero.

Georgina Barbarossa
Georgina Barbarossa

Georgina Barbarossa

"Además, hacía 11 años que mamá vivía conmigo. Estaba al principio con mi hermana, cuando se quedó ciega, después un poco con mi hermano, que está en Córdoba, y esta temporada en Carlos Paz tuvimos madre compartida e iba mucho al teatro, a ella le encantaba ir al teatro", ahondó Georgina Barbarossa.

Posteriormente, la actriz recordó con amor las virtudes de su madre: "era una divina, y yo creo que la persona más culta que conocí en mi vida, una persona de una dignidad y de una templanza, porque quedarte ciego de la noche a la mañana y seguir siendo una señora educada...Al principio le costó, tuvo que ir a la escuelita de ciegos y yo he aprendido y aprendo, sigo aprendiendo".

"Es muy duro, ahora estamos con Lucía, mi sobrina, pero en la casa que estaba llena de gente con mamá, las señoras que la cuidaban y López, que es el perro, López se la pasa todo el día en la cama de mamá. Y cierro la puerta y le digo 'López, mamá no está acá ahora, está por acá, pero no está', y cierro la puerta y López se queda del otro lado de la puerta. Es muy difícil, pero creo que me va a ayudar", concluyó su relato la actriz.

Dejá tu comentario