Silvina Luna estuvo en “ El Show Del Espectáculo”, ciclo que conduce Ulises Jaitt por Radio Urbana los lunes de 20 a 22 y dejó declaraciones picantes.

Dijo que su corazón está solo. Aseguró que borraría de su pasado haber estado con El Polaco y que fue una elección mala. Agregó que disfrutó más la relación con Manu Desrets que la del Polaco porque fue sana. Aseguró que no es ella quién tendría que contar sobre las adicciones del Polaco. Contó que hace poco la llamó El Polaco. Sostuvo que no volvería con El Polaco y que le parece patético el circo que monta alrededor. Además dijo que quiere justicia en la causa que tiene contra Anibal Lotocki. Confesó que su última cita con un hombre fue hace 4,5 meses. Afirmó que no volvería a trabajar con Ana Acosta. Declaró que no se sentaría a comer con El Polaco.

"Las críticas me las tomo como un juego. Es mi primera vez como panelista y estoy aprendiendo un montón de cosas, a jugar. A veces me enojo y contesto desde ahí. No confronto, sigo para adelante", señaló Silvina.

"Soy re tranquila. No me reprimo. La tranquilidad la fui adquiriendo a lo largo del tiempo. Medito todo los días, hago el profesorado de yoga. De chica era más impulsiva y tenía más carácter", sostuvo.

"Mi corazón está solo. Tengo hombres que me invitan a salir pero digo que no, guardo la energía en mí. No quiero perderla en relaciones o en hombres que no valen la pena. Ya lo hice en otros momentos de mi vida. Ahora me preservo y me cuido. Mi pasado fue un aprendizaje. El Polaco valió la pena en el momento. Como pareja fue una elección mala. En ese momento sucedió. Hoy no lo elegiría. Me quedan momentos divertidos y momentos de poca fluidez, de decepción. Siempre tuve intenciones buenas y no recibí lo mismo de la otra parte. Disfruté más la relación de Manu Desrets, relación sana más que la de El Polaco. La relación con El Polaco no fue sana. Había excesos, ahí entran un montón de cosas no claras. Los vínculos son de a dos. Empezó como una amistad en el teatro y cuando fuimos profundizando en la relación habían un montón de cosas que no iban. Su trabajo es a la noche y en su día no hay mucho orden. Antes yo vivía más de noche y yo cambié radicalmente. El vende el hombre que no es leal, que miente...y ese modelo de hombre que no va con esto del empoderamiento de la mujer.El hombre tiene que ser leal, que valore a la mujer, que la cuide", sostuvo Luna.

"El Polaco tenía excesos en general, él trabaja de noche...pero tampoco sería yo quién tendría que contar eso....hace poco me llamó y me dijo que estaba bien y que había revertido muchas cosas en su vida. Me puso contenta. Ojalá tenga las personas correctas al lado que lo pueden ayudar en ese proceso. Siempre traté de tirarlo para adelante y ayudarlo en lo que pude pero me desgastó como perdona, sacándolo de esas situaciones. Yo fui gamba y compañera pero hoy me priorizo a mí. No volvería con El Polaco para nada. Es una relación terminada. No me molesta que salga con Barby Silenzi. El circo que monta alrededor de su vida no me parece que garpe ese personaje de mujeriego. En otro momento de la tele se le festejaba eso al hombre. Hoy me parece patético. No me cabe. Borraría a El Polaco como pareja de mi vida. Me desgastó mucho", dijo.

"La causa contra Aníbal Lotocki la tiene Fernando Burlando. Sigue adelante y ahora viene el juicio oral por mala praxis. Lo solté y lo puse en manos de la justicia donde tiene que estar. Me gustaría que la justicia decida. Él siguió operando. Es raro e ilógico. Hay chicas que no les pasó nada. Monica Farro lo defiende.... Hay que ver los arreglos comerciales que manejan las personas que lo defienden. Estoy bien de salud. Cambié mis hábitos en la alimentación, horas de sueño, meditación y yoga. Es mi nueva forma de vida", señaló.

"La última vez que tuve una cita fue hace cuatro, cinco meses. Quedó en la cita nada más. No aprobó. Soy muy exigente. Soy chapada a la antigua. Estoy esperando un caballero. Con el que salí no era caballero. Quiero tener un compañero que te ayude a crecer como persona", dijo.

"Si hubiese sido hombre me hubiese gustado ser un referente", agregó Silvina.

"No volvería a trabajar con Ana Acosta. Tuve un conflicto. No la vi nunca más. Me quedé traumada. Por su carácter y su forma. Me maltrató, no quería trabajar con ella", agregó.

En cuanto a la despenalización del aborto, señaló: "Es un tema muy complejo que da para debatir. No sé en qué vereda pararme. Yo creo que depende del caso. Valoro las vidas. Desde que se genera el embrión, para mí tiene alma. A partir de ahí hay dos vidas para salvar pero hay casos extremos para analizar y buscar una salida".

Silvina también señaló que sufrió de bullying: "De chica. En la escuela. Hacía publicidades en Rosario y generaba odio en ciertas chicas y me sentía perseguida, me querían pegar. Esos problemas los chicos lo traen de la casa".

En cuanto a la política, señaló. "Tiene que cambiar urgente todo lo que está pasando. No decidí mi voto. Tiene que haber un voto radical. Estoy escuchando propuestas"

"Perdí el control de mi misma cuando era más chica. Cuando tuve un exceso", finalizó.

Aparecen en esta nota: