Flor Vigna habría arreglado hacer "La gran Pedro Alfonso" en el Bailando por un sueño de este año: es decir, repetir la fórmula que el año pasado puso en práctica el marido de Paula Chaves, volviendo al certamen por ser campeón, hacer dos o tres galas y luego pedir un reemplazo, saliendo del programa.

La última campeona es la flamante coprotagonista de Nicolás Cabré en "Mi hermano es un clon", la comedia que deburará en El Trece, y las grabaciones le demandarán tiempo completo. Además, hará las funciones especiales de Simona en el Gran Rex.

No se blanquerá todo esto hasta que suceda; no sea cosa que Vigna se encariñe con el certamen y termine quedándose, cosa que los productores de Showmatch no descartan y desean.

Sino, podría irse a poco de comenzar y por eso, dicen, tiene como pareja de baile a Facundo Mazzei -y no al bailarín con quien ganó el año pasado, Gonzalo Gerber-. Porque si ella se va, Mazzei quedaría como "figura" de la pareja nueva, con una bailarina x. Ese el plan primario para que Vigna vuelva por un rato -tras ser parte de la foto del debut- y luego despedirse de Showmatch "a lo Pedro", según contaron en Confrontados (El Nueve; 15 hs).