Lo Ultimo | Fernando Peña | Fernando | Sebastián Wainraich

Fernando Peña: a 11 años de su muerte

En un nuevo aniversario de la partida del actor y conductor Fernando Peña, su amigo y compañero Sebastián Wainraich lo recuerda con mucho cariño.

Fernando Peña era creativo, divertido, transgresor y provocador. Podía hacer reír a su público y enfurecer al resto. No imitaba a personajes famosos, los creaba y los llamaba sus "criaturas".

En los años 90 el artista se destacaba en el programa de radio “El parquímetro” donde comenzó a armar esos personajes que lo acompañaron hasta sus últimos días. Era admirado y odiado por muchos. Pero sin duda que era un gran artista que quedó en la memoria de muchos.

Fernando Peña.jpg

A 11 años de su muerte, el actual conductor de Metro y Medio y ex compañero de Fernando Peña, Sebastián Wainraich recordó al actor y describió con cariño y humor los personajes que interpretaba todos los días en su programa.

"Hay algo que une a todas las criaturas de Fernando Peña. A muchas yo ya las conocía porque las había visto en la vida y lo que hacía Fernando era representarlas, y a otras yo no las conocía y las conocí después en la vida real. Como para que quede claro, primero conocía a esas criatura y después conocía a gente así", dijo Sebastián Wainraich como introducción de sus anécdotas.

Fernando Peña 4.jpg

Martín Revoira Lynch: "Fernando hacía un espacio los jueves que se llamaba Gente como uno, conducido por Revoira Lynch, y como le iba tan bien y a la gente le gustaba tanto, Fernando como que se puso celoso de Revoira Lynch y no lo quiso hacer más, como que se hartó. Pero era una obra maestra".

Roberto Flores: "Hoy hacer un personaje gay seguramente no resulta tan revelador ni tan transgresor. En ese momento Roberto tenía algo en particular, que no era solo el personaje afeminado al que le decían trolo. Me parece que traía todo un mundo que el planeta heterosexual no conocía. Fue un personaje muy divertido y muy melancólico a la vez".

Fernando Peña 2.jpg

Palito: "Era un personaje conmovedor, lo que más me acuerdo es cuando leía el libro de Maradona que realmente es desopilante, cómo lo leía, y cómo Fernando hacía que Palito lo leyera mal, era algo increíble"

La Mega: "Me pareció un personaje espectacular, muy querible, muy sensible, que se hacía todo el tiempo que estaba divertida pero en realidad tenía una tristeza muy profunda".