Fernando Dente volvió a hablar, luego de hacer la nota con revista Gente, donde contó que su madre le confesó, a los 17 años, que es hijo de un cura.

"Yo no quería hacer un tema de algo que no era un tema, no quería que se especulara con el tema de mi sexualidad", comenzó diciendo en Intrusos.

"Cuando hablamos con Seba Soldano íbamos a hablar en la revista de mi nueva carrera solista y por qué hice un posteo de mi sexualidad. Esa era la intención de la nota, ni siquiera iba a ser tapa. Hablé con Sebastián como si fuera un amigo, y en ese relato cronológico llegó el momento en el que conté cuando mi mamá me dijo que mi papá era un cura; ese momento está muy naturalizado para mí, pero ahí me di cuenta la cara que él puso y noté lo que iba a generar. Yo tenía necesidad de contar mi historia de vida", sostuvo.

"Cuando terminé de hacer la nota, me dije si lo hice es por algo. Yo confío mucho en mi instinto. Es de la manera que me hice para renacer. Mi identidad era como una piedra en el zapato. Siempre supe que algo iba a hacer con esto", dijo el actor.

También habló de su papá biológico. "Lo conocí a los 18 años, todavía mi mamá estaba viva. No entra en tela de juicio como es él, es muy antiguo ponerse a acusar a alguien. Mi papá es quien me crió y siempre va a ser así. Con el tiempo decidí que no tenía ganas de armar un vínculo nuevo con él. No hay espacio para juzgar ni para cuestionar nada con mis padres. Hay una cosa en guardar las cosas que hace mal y que eso después te enferma, y si yo no aprendo algo de eso soy un tarado. No tengo por qué cargar con una mochila donde yo no tomé ninguna decisión, yo solo nací", sostuvo.

"Desde el momento en el que me lo contó, para mí mi mamá pasó a ser una genia. Se resignificó todo lo que mi mamá era para mí. Mi mamá era inolvidable, hermosa, inteligente. Se quedó 30 años con un hombre que no amaba. Mi mamá y el cura tuvieron una historia de amor hermosa. Para mí se convirtió en heroina desde ese día. Cuando me lo contó, lloraba. Y yo entendía todo. Me ayudó mucho para acercarme a mi papá. Él siempre fue amorosamente especial conmigo", señaló.

"Mis hermanos se enteraron hace algunos años. Prefiero no hablar mucho de mis hermanos, porque les pega de rebote, pero es mi historia, no cuento nada que no sepan. Abrí la puerta de mi identidad. Lo que puede pasar después, me excede. Entiendo que a mis hermanos les lleve otros tiempos. Para mí nada es más importante que contar mi historia. Sentí sacarme un peso de encima cuando conté mi identidad", sostuvo.

"Odio los secretos. Cuando salió la tapa, fue el primer día desde que nací que yo no cargué con nada", señaló Fernando.

Y habló de la posibilidad de tener hijos. "Les quiero dar a mis hijos un ambiente de tranquilidad y que se sientan seguros y acompañados. Viví cosas feas que no quiero para mí", finalizó el cantante.

Aparecen en esta nota: